Del francés y un sentimiento

Peu importe ce que vous pensez, Je t’aime

Posted in Uncategorized | Leave a comment

De sueños e insomnios

Esta madrugada tuve una pesadilla. Me es muy difícil explicar lo que pasó en dicha pesadilla, pero no fué algo agradable. Tanto que desperté gritando… lo cual no hacía desde mi adolescencia. Como no podía conciliar el sueño (de hecho seguí de largo hasta las 6:15 cuando me tocó levantarme para ir a trabajar) me puse a navegar mis perfiles en varios sitios sociales y vi varios updates que me agriaron más el ánimo. Dicho sueño y las subsiguientes acciones que me alteraron más me pusieron otra vez en un estado de insomnio agudo, ansiedad, rabia y mucha inquietud. Contar ovejas (o su equivalente) no valía la pena.

No dejo de sorprenderme que un mal sueño y varias fotografías online me hayan puesto en un estado de “hijueputismo existencial”, se me estrujó el corazón de tal manera que el vacío que sentía era inmenso, casi que doloroso. Pero poco a poco logré sobreponerme lo cual me sorprendió aún más. Será que me estoy volviendo de piedra? Será que un nuevo YO está surgiendo de una metamorfosis en el que sigue amando y no olvida? Será que ese nuevo YO tendrá motivos para un futuro más promisorio?  Mi cambio desde esta madrugada hasta ahora ha sido como la diferencia entre el día y la noche, no obstante nunca he dejado de reflexionar.

Sé que se avecinan vientos de fuertes cambios lo cual implicará más noches de insomnio y reflexiones nocturnas. No sé que tan buenos o malos o neutros sean los cambios que están en camino. Lo que si sé es que dichos cambios futuros deberé aprovecharlos al máximo. Uno nunca sabe si saldrá beneficiado de ello.

He convertido a mi inmsonio y a mis sueños mis compañeros de viaje. Como el amor. Como la esperanza.

Sigo soñando con los ojos abiertos en la penumbra…

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Perdona y Olvida el pasado

Esta canción resume perfectamente como me siento y lo que mi corazón quiere en este momento. Ojalá lo escuches y leas…

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Actualización

Mañana empezaré una nueva pequeña etapa. Tendré el tiempo más apretado pero trataré de seguir escribiendo lo más seguido posible. Gracias por su apoyo.

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Esperanza y Futuro En La Noche

Acabo de llegar de la calle y como siempre, termino disfrutando de mis correrías en los buses, me ponen a pensar, no importa que esos pensamientos tengan un tono sombrío. Sentarse en la ventana de un bus y ver correr la ciudad ante tus ojos por regla de tres te pone a pensar y reflexionar. El clima de hoy ayudó. Llovió y todo estaba fresco y limpio. Viendo por la ventana del bus en mi lento recorrido vi situaciones breves.

Por ejemplo, la ruta pasó por un estanco y vi a un joven llorando mientras que sus amigos de tragos trataban de consolarlo o hablarle. “Seguro su corazón está llorando a alguien” pensé inmediatamente. Mientras esperaba que la luz del semáforo cambiase para seguir con el camino me imaginé que ese pobre hombre debía estar bien enamorado (con tragos encima) para que poco le importara que la gente lo viera en ese estado de lágrimas. “Wow!” Pensé para mis adentros. “Debe estar muy enamorado”. El bus arrancó al cambiar a verde el semáforo. Seguí mi camino. Inmediatamente me puse algo melancólico. A cuatro cuadras más abajo, caminando con tranquilidad ví una pareja joven, agarradas de las manos. No alardeaban, solo se sonreían, se notaba a leguas la complicidad y su felicidad, que por cierto, contrastaba con lo frío y lluvioso del ambiente casi nocturno. El bus siguió su camino, sentí una repentina punzada de envidia. Envidié la felicidad tan sencilla de aquella pareja. Pasé página a esos pensamientos tan egoístas y humanos. A mitad de camino ya de mi recorrido antes de llegar a mi destino, un pequeño trancón. hacía (todavía hace) un fresco delicioso y mi atención se desvió a una señora ya entrada en años sentada en la puerta de su casa. Era la única casa residencial en la cuadra llena de negocios de toda índole. Estaba sentada sola en su silla. No ví a más nadie con ella. Ella miraba lejos nada más. En el alero de su terraza había un gran cartel de “SE VENDE” con su respectiva info de contacto. “Qué irónico” pensé yo, ser testigo de tres situaciones superficiales que entre las tres no tienen nada que ver, pero que entrelazadas me pusieron la mente a mil.

Dichas situaciones de las que fuí testigo me pusieron a pensar por que fueron, en cierta forma, reflejo de mi situación actual, lo que buscaba y lo que reflexiono de mi futuro.

Mis mejores amigos siempre me dicen que uno debe buscar las cosas para que las cosas se le den a uno. En ese aspecto soy muy proactivo. Muchos son testigo de ello. Pero en los últimos años esa proactividad me ha traído más fracasos que satisfacciones. Muchas lágrimas se han derramado por esos fracasos. Lo cual me lleva al siguiente punto. Será que el que siempre tratar de lograr las cosas y siempre fracasar es simplemente un trabajo perdido? Trabajar arduamente para que tu corazón obtenga su anhelo y se estrelle violentamente es una proeza digna de Sísifo? Todo lo acaecido en mi vida últimamente me han hecho replantear muchas cosas con respecto a los anhelos, el futuro y sobre todo la esperanza.

Hay alguna esperanza de no envejecer solo con la persona que amas? Hay alguna esperanza de no tropezar más en la vida? Qué me depara el futuro? Será que por fin mi corazón amará a alguien en ese futuro, sea ahora o más adelante? Pienso en todo esto y mi sistema de creencias al que me aferro tambalea amenazantemente. Trato de encontrar respuestas a muchas preguntas en mi cabeza y corazón. Hasta el momento no he logrado contestar ninguna. Sé que nada en esta vida está garantizado. Pero al menos el trabajo duro debe dar resultados, no? El querer del corazón debe lograr algo, cierto? No quiero ser arrogante con todo esto que expreso pues me dirán que soy egocéntrico y egoista además. Pero no es egoísmo que tu corazón encuentre paz y felicidad con alguien que sabes que lo mereces. No es egoísmo ni arrogancia buscar un futuro. No es egocentrismo sonreír y saber que haces sonreír a alguien que quieres mucho.

De regreso en el bus, después de la respectiva visita,  me toca otra ventana. La misma ciudad. Los mismos habitantes. Ya es tarde. Solo veo las nubes amenazando lluvia y el tráfico que se mueve perezosamente. Veo a la vida seguir delante de mí. Es apenas obvio. La gran pregunta es… la esperanza y el futuro siguen ahí en algún lugar a la vuelta de la esquina?

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Aprender…

A pesar de todo lo que me ha pasado, nada cae en saco roto. Hallo satisfacción de las enseñanzas que me dejan los fracasos pues siempre aprendo algo nuevo, como también disfruto los pocos momentos felices que me enseñan a valorar lo poco que la vida me entrega.

Aprender a ser un ser humano es un trabajo permanente y arduo, 24 horas diarias. Cero descanso. Continuo. Inclusive hasta cuando uno duerme. Estoy seguro de ello. Es como si me sentara en una silla en el medio de la nada y atendiera una clase de vida.

Ese proceso de aprendizaje proviene de un cúmulo de situaciones, reflexiones, conversaciones, acciones, omisiones etc que vives en el día a día. Es por ello que estoy convencido que nada está garantizado, ni siquiera tu permanencia larga o corta en este mundo. Hay que aprovechar cada segundo de ella y anotarlo en el libro de tus experiencias. Todo vale: amigos, trabajo, D-s (o Alá, Buda, la Fuerza o como quieran llamarlo ustedes), familia, sexo y por último el amor. Ese sentimiento tan complejo que en últimas sabemos que mueve el mundo, el amor es uno de los grandes elementos de aprendizaje. Sabemos que hasta por amor la gente ha hecho cosas increíbles, buenas o malas.

Todo esto para decir algo claramente que he aprendido. Hay cuatro cosas fundamentales en la vida de cualquier humano con los que, pienso yo, no podría vivir sin ellas: el amor (enamorarse, amar y ser amado), el sexo (no el sexo vacío y mundano, sino la intimidad total y satisfactoria), amistad (aquella que es desinteresada y sin prejuicios) y la curiosidad (siempre estamos buscando algo). Debo añadir un quinto elemento: la familia, esta no requiere de explicación, aunque desafortunadamente para muchos, estos cinco elementos no todos nos acompañaaran al 100%.

Aprender a ser humano es toda una proeza. Muchos fallan en ello por circunstancias muy complejas que podrían estar más allá de nuestra comprensión en varios casos. Muchos lo logramos, pero como sugerí, ese proceso de aprendizaje acaba cuando llega el momento de morir.

He aprendido a amar, a sentir, a rabiar, a escuchar, a aconsejar, a motivar, a dar mi hombro, hasta he aprendido a aprender de los errores. Pero como todo ser humano, no soy infalible. Por cierto, no quiero llegar a la infalibilidad. Es jarto querer ser perfecto. La perfeccción total humana no existe y la sociedad, familia y gente que nos rodea no tiene ningún derecho de exigirle a nadie que sea perfecto. He aprendido muchas cosas a los golpes. He cometido errores y a pesar de las lágrimas o vergüenzas derivadas de ellos con el tiempo me he dado cuenta que uno yerra para aprender.

Está en nuestras manos el querer, aceptar y aprovechar las enseñanzas que nos deja todas las situaciones a lo largo de nuestra existencia, nuestras acciones y omisiones, la forma como nuestro corazón ame y nuestra conciencia nos dirija, dictaminará los seres humanos que seremos a lo largo de nuestras vidas. Corta o larga.

Simplemente aprendamos de ellos. Qué has aprendido tú hasta el momento?

Posted in Uncategorized | Leave a comment

De closets, escaparates y cajones…

Tengo una relación de amor/odio con el clóset. De las puertas de mi casa para afuera estoy fuera del clóset. De puertas para adentro ni siquiera tengo derecho a salir de ella. No es un lugar muy bonito que digamos. Cuatro paredes mentales, techo y piso incluídos que te mantienen atrapado en tí mismo. Cuando abres la puerte ves un mundo abierto y con mucha luz, cuando cierras la puerta, pues a menos que sea un closet espacioso y fabuloso con lámpara y todo, dudo que puedas tener claridad para discernir las cosas en toda su extensión.

A mi edad creo que ya no tengo por estar con esta tontería de estar en el clóset. En mi familia es tácito que sepan que yo soy gay. Con 40 años encima es imposible no darse cuenta del elefante en el cuarto, y la verdad me importa un resto, así que por ese lado estoy totalmente tranquilo. Sin embargo no es fácil el camino de salir de ella. En algunos la salida del clóset no hay trauma, hay total apoyo por parte de familia y amigos cercanos. En otros no lo es, la homofobia empieza en casa. Toca ponerse la máscara de lo que la familia, amigos y sociedad espera de tí y sufrir por ello pues no eres libre. En algunos la presión es tanta que terminan mintiendose a sí mismo y en casos extremos se creen la mentira y la viven como si fuera verdad convencidos de ello al 100% y así tengan un amigo o amiga gay ni a ellos le dirán la verdad, todo sea por mantener una imagen, vivir su machismo (en los hombres) o su femineidad (en las mujeres) y evitar el comentario y el qué dirán.

No es fácil en nuestra sociedad aceptarnos tal cual, la presión es gigantesca, caes en la depresión y te conviertes en un excelente actor o actriz digno de una estatuilla de los premios de la Academia de Artes y Ciencias. Aceptarse a sí mismo requiere reconocer que uno es único independientemente de si es gay, bisexual, comunista, ateo, etc. Navegar contra la corriente no es tarea sencilla pero tampoco imposible. Mentirse a sí mismo en términos de la sexualidad es irse a un abismo bien oscuro en el que podrías lastimarte no sólo a tí mismo, sino también a los que te rodean, por lo menos a los que te aman y de verdad te aceptan.

Yo como gay capto con facilidad a la gente de clóset. Tengo un imán para ello, no sé por qué. Caen en mi área de acción sin yo pedirlo. Están tan convencidos de su heterosexualidad que trato de entenderlos pero algunas veces pierdo la paciencia. No debería ser egoista pero me doy cuenta que no debo interponerme en sus caminos. El recorrido de ellos es muy particular y diferente al mío, al de ustedes y al de los demás: único. Extiendo mi mano y escucho pero si no están dispuestos a por lo menos a tener en cuenta mis puntos de vista pues no puedo hacer más nada, cumplí con mi deber como ser humano y amigo, más de allá es toda una proeza.

Para aquellos que están en el clóset les digo esto: NO ESTÁN SOLOS. Sepan que por cada 895 personas que no querrían aceptarlos como son, hay una que si los aceptará al 100% con AMOR. Tú, que sabes que engañarte no es sano, siempre te acompañaré y estaré a tu lado para ser tu compañero de aventuras. Acéptate y el resto será más llevadero…

Posted in Uncategorized | Leave a comment